Ayuntamiento

Tras el incendio ocurrido en la ciudad en 1553, el Cabildo palmero proyectó la construcción de un nuevo edificio donde albergar la sede concejil. Iniciada la obra hacia 1559, ésta finalizó en 1567. La fachada principal, de dos plantas, constituye el mejor ejemplo de arquitectura renacentista civil de Canarias: conformada a través de una arquería en la planta baja, la segunda se distribuye en dos ventanales de arcos rebajados y otras dos adinteladas. Distintos relieves e inscripciones dan cuenta de un programa ético que busca contrastar las virtudes y los vicios. El interior, reformado a mediados del siglo XX por el arquitecto Tomás Machado, cuenta con un mural en el hueco de la escalera debido al vallisoletano Mariano de Cossío. En el vestíbulo y en la sala capitular, las carpinterías, inspiradas en los modelos mudéjares, decoran las techumbres y la escalera. De su patrimonio mueble, merecen destacarse el Pendón real de la isla de La Palma, pieza de damasco y lino con bordados de hilo de seda y metálicos, salida de talleres andaluces de mediados del siglo xvi; un escaño de madera del país del siglo XVII, con tallados florales, cabezas de leones y bustos antropomorfos; la colección de lienzos del pintor realista Manuel González Méndez, y los retratos de los reyes Isabel II y Alfonso XIII. Su archivo municipal, depositado en las dependencias del Hospital de Dolores, contiene documentación que abarca un rico arco temporal desde el siglo xvi hasta la actualidad.

Dirección: Plaza de España, 6 

 

Español